Porque al ser socio puedes optar a múltiples beneficios,
acceder a una serie de productos financieros, asesoría
y educación financiera durante toda tu vida.

 

¿Qué es ser socio?

Socios son las personas que integran una cooperativa. Ellos son los que dan vida a este tipo de organización, cuyo principal propósito es hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes.



¿Cómo puedo hacerme socio?

¡Sencillo! Debes ser mayor de 18 años y pactar un número de cuotas de participación a adquirir mensualmente. Esto lo puedes hacer vía web, en Hazte Socio (ingresando tus datos de contacto y donde uno de nuestros ejecutivos te contactará a la brevedad) o presencialmente en cualquiera de nuestras oficinas a lo largo del país.



¿Por qué ser socio?

Porque al ser socio puedes optar a múltiples beneficios, acceder a una serie de productos financieros, asesoría y educación financiera
durante toda tu vida. Además, uno de los atributos que poseen las cooperativas es que puedes participar de sus resultados, a través de la entrega del Remanente una vez por año.



El valor actual de la cuota de participación es de $257 pesos y se reajusta una vez al año de acuerdo al IPC.



Derechos y deberes

 

Requisitos para ser socio

  • ¡Sencillo! Debes ser mayor de 18 años y pactar un número de cuotas de participación a adquirir mensualmente. Esto lo puedes hacer vía web, en Hazte Socio (ingresando tus datos de contacto y donde uno de nuestros ejecutivos te contactará a la brevedad) o presencialmente en cualquiera de nuestras oficinas a lo largo del país.

Cómo hacerse socio

Presentar la solicitud de ingreso en cualquier oficina de Coopeuch a lo largo del país o mediante un ejecutivo de empresas en convenio de nuestra cooperativa.

Suscribir y pagar como mínimo una cuota de participación. Hasta una máximo de 100.

El valor actual de la cuota de participación es de $257 y se reajusta una vez al año de acuerdo al IPC.

Historia del cooperativismo

Pioneros de Cooperativismo

Corría octubre de 1844, época de acelerados cambios sociales generados a partir de la llamada "revolución industrial", que afectó muy seriamente las condiciones de vida y las perspectivas laborales de los trabajadores europeos debido al reemplazo de la mano de obra por las máquinas.

En ese contexto, 28 tejedores de la ciudad inglesa de Rochdale 27 hombres y una mujer, todos ellos desempleados, decidieron unir sus esfuerzos y sus ahorros, creando un pequeño almacén de propiedad compartida, en el cual comercializaban artículos de primera necesidad como azúcar y harina. Con el tiempo, la empresa fue creciendo y desarrollándose, despertando gran interés por parte del público y los intelectuales.

 

 

Posiblemente sin proponérselo, este reducido grupo de pioneros sentó las bases del cooperativismo moderno.

Al igual que en el viejo continente, las primeras expresiones del cooperativismo surgieron en Chile a fines del siglo XIX de la mano de los sectores obreros e intelectuales, siendo la Sociedad Cooperativa "La Esmeralda" de Valparaíso, fundada en 1875, un primer antecedente concreto.

En la actualidad, alrededor de un millón de chilenos pertenecen a alguna de las aproximadamente 1.000 cooperativas vigentes en el país, incluyendo a los más de 720.000 socios de Coopeuch Ltda.

Para inducir una idea aproximada de lo que significa hoy el movimiento cooperativo en el mundo, basta mencionar que la Alianza Cooperativa Internacional, ACI, de la cual forma parte nuestra Institución, agrupa a 750 mil organizaciones en todo el planeta.

Principios y valores

Principios: Adhesión voluntaria y abierta; Control democrático de sus miembros; participación económica de sus miembros; autonomía e independencia; educación, entretenimiento e información; cooperación entre cooperativas; compromiso con la comunidad.

Valores: Ayuda mutua, la responsabilidad, la democracia, la igualdad, la equidad y la solidaridad. En la tradición de sus fundadores, los socios cooperativos creen en los valores éticos de la honestidad, la transparencia, la responsabilidad social y la preocupación por los demás.